Su cabeza en las estrellas

 La Diada dels Castells

 Tarragona, domingo 7 de noviembre de 2021

 

Naroa y Nadia

Força, Equilibri, Valor i Seny

La Música

Los Niños

Un poco de historia

+

Naroa y Nadia 

Mi curiosidad me lleva a descubrir de la mano de dos simpáticas castelleras grelleras, los códigos esenciales del Castell.  

  

Esta popular actividad, junto al Flamenco, están inscritas en el Patrimonio Cultal Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Desde la Plaza del Rey, la procesión parte entre el jolgorio de la muchedumbre en una bajada escalonada hacia la Plaza de la Font, presidida por lo más granado de las autoridades del Ajuntament. A la cabeza, las cuatro collas castelleres (tropas) de la ciudad romana: Xiquets (niños) de Tarragona, Colla. Jove Xiquets de Tarragona, Xiquets del Serrallo y Colla Castellera Sant Pere i Sant Pau.  

 

Y metidos en plena efervescencia ya en la Plaza, Naroa me explica que cada una de las cuatro collas erigirá, según la costumbre, tres castells y un pilar, o lo que es lo mismo, tres torres humanas de compleja arquitectura (estructura), donde los niños, colocados en la cima, completarán el reto escalando como verdaderos acróbatas. En un alarde de valentía que es puro sentimiento, uno solo rematará la cumbre -gesticula emocionada.

Nadia especifica que la altura en pisos y el número de castellers que componen cada piso califican un tipo de castell. 

  • Tripleta mágica limpia: 3 de 9 sense folre, 4 de 9 amb folre, 5 de 8

  • Tripleta mágica: 3 de 9 amb folre, 4 de 9 amb folre, 5 de 8

  • Tripleta vilafranquina: 3 de 9 amb folre, 4 de 9 amb folre, 4 de 8 amb l'agulla

  • Trileta o Tripleta lila: 2 de 8 amb folre, 4 de 8, 3 de 8

  • Clàssica de 8: 3 de 8, 4 de 8, 2 de 7

  • Clàssica de 7: 3 de 7, 4 de 7, 2 de 6

                                                                 Volver arriba

 

Força, Equilibri, Valor i Seny

Es la fuerza, el equilibrio, el coraje y el sentido común, los que propician un verdadero desafío.  

 

Los castells son torres humanas de seis a diez pisos, que pueden alcanzar unos quince metros de altura. Como si de un tronco se tratara, primero se forma la pinya configurada por las raíces más fuertes. Inmediatamente se va levantando el tronco donde se entrelazan los brazos musculosos de jóvenes aferrados a la tradición. A medida que escalan, sus brazos como si fueran verdaderas ramas dan consistencia a la construcción, hasta que es el turno de los adolescentes. Es entonces, cuando dos niños son impulsados desde la base a la cima de la torre, y comienza su ascenso, agarrándose firmemente a los castellers para formar el pom d´adalt (el asa superior). La anxeneta es el niño que corona el castell y hace la aleta al levantar el brazo ante los aplausos del público.  

El éxito es total cuando se descarga el castell, no antes, porque el descenso es peligroso. 

Será entonces cuando un estallido de fervor y orgullo se apodere de los castellers y del gentío que abarrota la plaza.  

                                                                  Volver arriba

  

La Música

Por otro lado, los acordes musicales tienen un papel emocional muy importante, produciendo en el gentío un efecto estético de lo más expresivo.  

  

Nadia interrumpe mi embelesamiento y me comenta las gralleras, después de haber tocado en la procesión los timbales acompañamos a la colla castellera, cuando llegamos a la Plaza de la Font, interpretamos composiciones adaptadas a la edificación del castell ejecutando diferentes melodías. En el instante en que se corona el castillo, las tonadas son muy festivas. Esto da la señal a los castellers de la pinya, de que la anxeneta ha hecho la aleta. Finalmente, la última pieza indica el descenso de los castellers.  

                                                                 Volver arriba

Los Niños

La construcción de una pirámide humana es parte de un esfuerzo colectivo.   

Podríamos decir que una castellera es una familia numerosa donde los niños se someten a una intensa preparación física y psicológica.  

-Los pequeños son los que tienen los papeles más relevantes en toda esta escenografía –apunte que Naroa añade a la exposición de Nadia-, se elevan a lo más alto coronando la cima dando a la construcción  la emoción final.  

                                                                  Volver arriba

Un poco de historia

Los castells tienen su origen en las zonas de Villafranca, Tarragona y Valls.  

La tradición vendría de las fiestas de Valencia, hace doscientos años. Hoy en día se exporta ocasionalmente a Barcelona, Francia, México.

                                                                  Volver arriba

+

Manillas y Folres forman parte de construcciones excepcionales, más elaboradas y difíciles.

                                                                  Volver arriba

Traducción: Regina Pérez, Guy Rieutort